Noticias por Categorias

CATEGORIA : medicina regenerativa

DESARROLLAN UN GEL PARA RECONSTRUIR LA MAMA TRAS EL CÁNCER

Un  grupo de Cirujanos del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol y del Instituto Germans Trias, y médicos del Banco de Sangre y Tejidos, están usando con éxito un tratamiento experimental a base de gel de plaquetas para restituir el volumen de la mama en el momento mismo de la extracción de un tumor.

Es una nueva tecnología médica aplicada a la cirugía que en principio no necesita reconstrucciones posteriores ni la colocación de implantes mamarios. La técnica, pionera en el mundo, se ha aplicado a unas cincuenta mujeres con muy buenos resultados.

La peculiaridad de la utilización de gel de plaquetas es que se aplica justo en el momento de la operación para sacar el tumor y sin utilizar tejidos de la paciente, lo que evita reintervenciones a corto o medio plazo y alivia las consecuencias psicosociales que para la mujer conlleva una deformidad en el pecho. Las plaquetas se obtienen de la sangre de un donante y se elabora un gel con una consistencia similar a la de la mama que en restituye el volumen perdido y regenera paulatinamente las fibras de colágeno.

A pesar de que circulan por la sangre, las plaquetas no son células, sino fragmentos celulares, de manera que aunque sean de un donante no deben generar rechazo del receptor. Además, contienen factores de crecimiento y inmunomoduladores, que aceleran la reparación y la regeneración del tejido.
La fabricación del gel de plaquetas requiere que el donante acuda a la sede del Banco de Sangre y Tejidos el día antes de que operen la paciente. Allí se somete a un proceso sencillo por el que se extraen las plaquetas y se devuelve la sangre al cuerpo. Obtenidas las plaquetas, se guardan hasta el día siguiente cuando, se someten a quirófano a un procedimiento para convertirlas en gel. Este gel se introduce en el espacio que ocupaba el tumor.

Una de las ventajas más importantes que implica el uso de la nueva tecnología es que permite extraer más cantidad de tejido sano alrededor del tumor sin comprometer el volumen y el aspecto mamarios. Esto deriva en una mayor seguridad para las pacientes, además de en un beneficio estético inmediato. Los cirujanos investigadores apuntan la posibilidad de que a medio plazo la nueva tecnología permita disminuir la tasa de mastectomías y aumentar la de tumorectomía por cáncer de mama.